En nuestras últimas vacaciones de Navidad decidimos recibir el Año Nuevo en Centro Europa. Siempre nos han llamado la atención los mercadillos navideños y teníamos muy buenas referencias de los que se organizan en algunas de las ciudades ribereñas del río Danubio: Viena, Bratislava y Budapest.

Es cierto que en este viaje, que por razones obvias denominamos en nuestras redes sociales #DanubioDinky, Bratislava parecía que iba a ser una especie de patito feo eclipsado por las imperiales Viena y Budapest. Pero después de conocer la capital de Eslovaquia podemos afirmar que merece la pena dedicar un día a conocer esta bonita ciudad.

Por su tamaño y por número de atracciones, una única jornada es más que suficiente para recorrer el centro de Bratislava. De hecho, nosotros sólo estuvimos unas horas ya que allí hicimos una parada en el trayecto en tren desde Viena a Budapest.

¿Te gustaría saber qué ver en Bratislava en un día? En DinkyViajeros te contamos todo lo que necesitas para hacer una excursión por la capital eslovaca.

Qué ver y hacer en Bratislava

Entrar al casco antiguo por la Puerta de San Miguel

Nombrada así por la estatua de San Miguel que corona la torre en la que se sitúa, ésta es la única puerta que se conserva de las antiguas murallas que rodeaban a la ciudad de Bratislava en la época medieval.

En la base de esta torre encontramos una especie de kilómetro cero eslovaco, una placa dorada donde se mide la distancia que hay desde ese punto hasta algunas de las principales ciudades del mundo.

Puerta de San Miguel

Puerta de San Miguel

Tomar el sol en la Plaza Hlavne Namestie

Este lugar, ubicado en el centro neurálgico de la ciudad, se puede considerar la plaza mayor de Bratislava. En ella encontrarás varias cafeterías y restaurantes donde podrás tomar un tentempié frente a la fuente de Maximiliano, construida en honor al primer emperador que fue coronado en Bratislava.

Plaza Hlavne Namestie

Plaza Hlavne Namestie

Visitar el Ayuntamiento Viejo

En uno de los laterales de la plaza Hlavne Namestie verás uno de los edificios de mayor belleza de toda la ciudad, el antiguo ayuntamiento (Stara Radnica). Este elegante edificio data del siglo XV y en su interior podrás visitar el museo municipal, donde destaca una exposición sobre la historia de Bratislava.

Ayuntamiento Viejo

Ayuntamiento Viejo

Fotografiarte junto a las peculiares estatuas de Bratislava

Una de las cosas más llamativas de la ciudad de Bratislava son sus estatuas de bronce. Repartidas por el casco antiguo, estas esculturas conseguirán que no puedas resistirte a fotografiarte con cada una de ellas.

Algunas de las más conocidas son el impasible soldado napoleónico y el soldado haciendo guardia en la garita, en la plaza Hlavne Namestie, el simpático Schöne Naci, que siempre saluda con su sombrero de copa en la calle Rybárska brána, y el atareado Čumil (Man at work), que asoma desde una alcantarilla entre las calles Panska y Rybarska Bran.

Čumil (Man at work)

Čumil (Man at work)

Sorprenderte con la Iglesia azul

Aunque está ubicada un tanto lejos del resto de visitas, la llamativa decoración de color azul y blanco de esta pequeña y coqueta iglesia bien merece el paseo. De estilo art noveau, la Iglesia de Santa Isabel es obra del arquitecto Ödon Lechner.

Iglesia azul

Iglesia azul

Recorrer por la Plaza Hviezdoslav

Podemos decir que esta plaza alargada, con casi mil años de antigüedad, es la arteria principal del centro de Bratislava. En ella podemos encontrar el Teatro Nacional, además de otra de las famosas esculturas de la ciudad, la estatua de Hans Christian Andersen.

Plaza Hviezdoslav

Plaza Hviezdoslav

Pasear junto a la orilla del Danubio

En un viaje por varias ciudades donde el nexo de unión es el río Danubio, los DinkyViajeros no pudimos resistirnos a dar un placentero paseo por su orilla. Será inevitable que durante tu caminata te pase como a nosotros y dirijas tu mirada hacia el Puente SNP o Movy Most (Puente Nuevo), coronado por una peculiar estructura en forma de OVNI.

Puente SNP

Puente SNP

Tener un momento de  recogimiento en la Catedral de San Martín

En esta pequeña catedral gótica del siglo XIII, uno de los santuarios más antiguos del país, han sido coronados once reyes de Hungría. Para reseñar esto, en la cima de la torre se puede ver una réplica de la corona de San Esteban.

Catedral de San Martín

Catedral de San Martín

Subir hasta el hermoso Castillo de Bratislava

Si después de completar el paseo que te proponemos todavía te quedan fuerzas, visita el castillo de Bratislava que encontrarás sobre la colina que domina el centro de la ciudad.

Durante nuestra excursión a Bratislava nosotros nos conformamos con admirar la fortaleza desde abajo porque sólo estuvimos unas pocas horas en la ciudad y teníamos que volver a la estación de trenes para continuar el viaje hacia Budapest.

Castillo de Bratislava

Castillo de Bratislava

Deleitarte con la arquitectura de Bratislava

Si la selección de visitas no tuviese suficiente atractivo para viajar a Bratislava, te recomendamos que simplemente te pierdas por el centro y disfrutes de sus ordenadas calles y bonitos edificios que abarcan estilos arquitectónicos que van desde el gótico al modernista, pasando por el renacentista. Sin duda, un recorrido artístico que no te dejará indiferente.

Plaza de Ludovít Stur

Plaza de Ludovít Stur

Mapa de Bratislava

En el siguiente mapa localizamos los puntos de nuestro ranking de lugares que visitar en Bratislava:

Y por si quieres llevarlo contigo en tu escapada, incluimos un mapa de Bratislava descargable en PDF.

Cómo llegar a Bratislava

En tren: Hay trenes que van diariamente desde Viena y Budapest a Bratislava. Nosotros hicimos la escapada a Bratislava desde Viena y el billete nos costó unos 17 euros. Puedes consultar los precios y horarios en la página de ÖBB.

En autobús: Hay numerosos autobuses que diariamente cubren la ruta entre Bratislava y Viena o Budapest. Puedes consultar los precios y horarios en este enlace.

En avión: Bratislava dispone de aeropuerto internacional al que llegan vuelos desde algunas ciudades españolas como Gerona, Palma, Madrid, Barcelona, o Málaga. Puedes consultar los precios y horarios en este enlace. Una vez en el aeropuerto de Bratislava, toma el autobús 61 que llega al centro de la ciudad en unos 35 minutos.

Cómo moverse por Bratislava

El centro de la capital eslovaca es muy pequeño y la mejor forma de moverse por él es a pie. Sin embargo, para trayectos un poco más largos, como puede ser ir desde la estación de trenes al centro histórico, te recomendamos que uses el tranvía o el autobús.

Los billetes en el transporte público de Bratislava van por tiempo. Un billete sencillo de 15 minutos de validez cuesta 70 céntimos de euro y el de 30 minutos cuesta 90 céntimos. También hay billetes de mayor duración pero pensamos que no merece la pena por la poca distancia que hay entre los lugares que visitar.

 

Dónde dormir en Bratislava

En nuestra ruta por el Danubio, los DinkyViajeros no dormimos en Bratislava ya que visitamos la ciudad en una parada del trayecto en tren entre Viena y Budapest. Sin embargo, desde el siguiente enlace puedes acceder a una selección de los mejores alojamientos en Bratislava.

Galería de imágenes

Si quieres ver más fotos de Bratislava, te invitamos a visitar nuestra galería en Flickr con 30 imágenes de nuestra visita.

¿Quieres organizar un viaje por libre a Bratislava?

Hazlo aquí:

 
Ofertas de vuelos a Bratislava aquí
Hoteles a los mejores precios en Bratislava aquí
Consigue 25 euros para tu apartamento en Bratislava aquí
Reserva tours y excursiones en Bratislava aquí
Reserva tus traslados Aeropuerto⇆Bratislava aquí
Alquila tu coche para viajar por Eslovaquia aquí
Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí
Contrata tu tarjeta sin comisiones en el extranjero aquí
Las mejores guías sobre Eslovaquia aquí

¿Te ha gustado esta entrada? Suscríbete y recibe en tu correo electrónico otras entradas sobre turismo adults only, novedades, recomendaciones para viajar en pareja y comentarios de destinos que te pueden interesar.

También te podría interesar...

© DinkyViajeros. Todos los derechos reservados