20 nov. 2014

9 cosas que NO sabemos hacer cuando viajamos

Los amigos Silvia y Sergio de Sin Parar de Viajar nos han retado a contar las “9 cosas que no sé hacer cuando viajo” y, aunque aceptamos gustosamente el reto, vamos a hacer un poco de trampa. 

La cuestión es que podríamos escribir no 9 sino 29 cosas que cada uno de nosotros no sabemos hacer, pero en esta ocasión haremos un “divide y vencerás” , es decir, vamos a repartir las 9 cosas entre los dos: 3 cosas de Alicia, 3 de Víctor y 3 que no sabemos hacer ninguno de los dos. ¡Qué le vamos a hacer! Somos así de zopencos… ;-)

Además, como nos resultaron muy graciosas las imágenes que Silvia usó en su post y somos muy fans del mundo GIF, nos vamos a copiar vilmente y vamos a alegrar este texto con algunas imágenes animadas. 

Y sin más preámbulos, comenzamos este particular YO CONFIESO:

¡Allá vamos!


Alicia:


1. Doblar mapas

Da igual que sea un mapa enooooooorme tamaño sábana o un mapa pequeñito impreso en un folleto, el caso es que todos se me resisten. Una vez abiertos, los doblo una y otra vez por todos los lados y de todas las formas matemáticamente posibles pero nunca consigo volver a dejar el mapa en su posición original. Siempre me queda hecho un gurruño.

¡Hala! ¡Ya está doblado!

2. Parar de hacer intentos para sacar la foto perfecta

Reconozco que durante los viajes hay bastantes ocasiones en las que pasamos mucho (MUCHO) tiempo hasta que consigo sacar una foto exactamente como yo la tengo en mente. Una vez he pensado cuál va a ser el encuadre, montamos el trípode, coloco a Víctor en la posición ideal, hago una prueba con él para ver si todo va bien, programo el mando a distancia para la cámara, me coloco yo en la foto, nos hacemos una serie de fotos en diferentes posturas, compruebo qué tal ha salido todo y… ¡maldición! ¡Ninguna toma es buena! ¡REPETIMOS!

Este proceso puede ser repetido 3, 4 ó 5 veces… las que hagan falta. Autocrítica que es una…

Todas perfectas y a la primera


3. Controlar los nervios pre-viaje

Sé que puede sonar estúpido e increíble después de haber volado hasta Australia, pero es llegar el día de un viaje y sentir mariposas en el estómago. Y da igual que el destino esté cerca o lejos, que viajemos en coche, barco o avión: las mariposas revolotean a su antojo dentro de mí. 

¡Oh no! ¡Otra vez de viaje!

Víctor:



4. Hacer fotos perfectas

Hola, soy Víctor… tengo un blog de viajes y no sé hacer fotos. Creo que simplemente no tengo ojo artístico alguno y, por mucho que Alicia me dice cómo sacar la “foto perfecta”, soy incapaz. Puedo intentarlo una y mil veces que no hay manera.

Como esto ya lo tengo asumido, me limito a sacar mil fotos de lo que sea porque quiero pensar que al menos una se podrá salvar. ¡Gracias Señor por inventar las cámaras digitales!

Compis, luego me pasáis alguna


5. Orientarme

¡Incluso con GPS! Podemos dar la vuelta a la manzana o recorrer unos escasos cien metros pero no me pidas volver al punto de origen porque seguro que ya hace rato que no sé dónde estoy. 

Si voy conduciendo y pongo el GPS, voy más pendiente de mirar la pantallita para ver por dónde vamos que de mirar la carretera. Y si tengo que coger una salida de una autopista, primero la miro con todo detalle en el navegador y cuando levanto la mirada… ¡Alicia, me la he pasado, era por ahí atrás!

Me tiro a la piscina ¡Hoy apago el GPS!

6. Dormir en un avión

A veces pienso que los dueños de las compañías aéreas y los diseñadores de aviones son unos enanos malvados con rencor hacia todo aquel que mida más de 1’60 metros. En mi caso (mido 1,85 m) sentarme en mi plaza del avión y quedar hecho una alcayata es todo uno.Y ya no os cuento si el vuelo es de Ryanair.

Por esa razón siempre que hacemos un vuelo de larga distancia llevo una mochila llena de cosas sólo para mi entretenimiento personal: libros, revistas, consola, iPad, películas… todo es poco.

4 horas de vuelo con Ryanair y como nuevo

Ninguno de los dos:



7. Regatear

Es pensar en tener que comprar algo regateando y nos echamos a sudar... los dos! ¿Qué le vamos a hacer? Somos unos negados. De hecho, es probable que alguna vez hayamos pagado más de lo que nos pedían antes de empezar el regateo. ¿Por qué darle tanto misterio al asunto? ¡Dime cuánto cuesta y punto!

- ¿Cuánto cuesta?
- ¿Cuánto tienes...?

8. No comprar souvenirs

Como viajamos bastante a menudo, hace tiempo llegamos a la conclusión de que dejaríamos de comprar regalos para la familia y amigos. Y es que cada vez se hacía más complicado llevar algo original y, además, perdíamos una mañana o una tarde en buscar el regalo apropiado. Conclusión: sólo compraríamos un imán para nuestra nevera.

Varios viajes después de llegar a ese acuerdo… no sólo seguimos comprando regalos para toda la familia, si no que ahora, además de los imanes, coleccionamos adornos para el árbol de navidad.


9. Terminar un viaje sin empezar a pensar en el siguiente

Definitivamente esto de viajar es un virus y nosotros estamos verdaderamente enfermos. Siempre que viajamos de vuelta a casa ya nos estamos preguntando “¿bueno y el próximo a dónde?”. 

¡Hala vamos!


Esperamos que te haya gustado leer esta entrada tanto como a nosotros nos ha divertido escribirla, que te haya servido para conocernos un poquito mejor y te conviertas en asiduo lector de DinkyViajeros.


12 comentarios :

  1. Jajajaja, muy buenos!!!
    Os dejamos copiar te tema Gif :P. Victor te pasa casi como a mí, lo que nos falta con la cámara es practica!!! muuucha practica ;)

    Gracias por aceptar el reto chicos :D

    Abrazotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucha práctica no, lo siguiente.

      ¡Gracias a vosotros por nominarnos! :)

      Eliminar
  2. Coincidimos en lo de regatear y lo de los souvenirs!! Ya casi no tengo espacio en la nevera para poner imanes!!! ayyy!! pero sigo comprándolos! jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros también empezamos a tener poco hueco en la nevera. Estamos dudando entre comprar una nevera más grande o dejar de viajar. No no planteamos viajar sin comprar imanes. :-P

      Eliminar
  3. Jajaja quebueno!!!
    Por cierto! ÉL no sabe orientarse??? O.O novedad!!! solemos ser las chicas las que no y los chicos los que guían jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que para más de una cosa tenemos los roles un poco cambiados. xD

      Eliminar
  4. La foto perfecta :D yo tambien me declaro culpable de estar tras de ella... dificil que quedemos contentos con nuestras propias fotos pero hay que seguir intentando!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema es cuando llevas 15 minutos intentando sacar la misma foto y se te monta detrás una cola de turistas furiosos esperando a que te quites para poder copiar ese mismo encuadre. :-/ :-P

      Eliminar
  5. Yo tengo pendiente un post de estos, pero no saco tiempo, pero ¡¡llegará!! El vuestro genial

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Chalo!

      ¡Anímate a escribir el tuyo! No ocultes tus secretos más oscuros. :-P ;-)

      Eliminar
  6. El último es, sin dudarlo, el peor. No he llegado a casa y ya estoy pensando en dónde voy a irme otra vez. Soy la viajera infernal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, nos tememos que es algo que nos pasa a mucho y no sabemos si es bueno o es malo. :)
      ¡Bienvenida Viajera Infernal! :D

      Eliminar

Booking.com

ENTRADAS POPULARES